El agua es esencial para el ser humano en múltiples niveles. Nos ayuda a hidratarnos, es importante para la digestión, transporte de nutrientes, para mantener una buena función cerebral, entre otros motivos que la hacen indispensable para nuestra supervivencia.

También afecta a nuestra salud bucal. Hoy quiero contarte los motivos por los que hidratarse a menudo es importante para mantener una boca saludable, además de llevar a cabo revisiones periódicas y poner en práctica un hábito saludable de higiene dental.

 

¿Por qué es importante beber agua para el buen mantenimiento de nuestra boca?

 

Beber agua de forma frecuente es importante para nuestra salud bucal por varias razones:

  1. Hidratación de la boca: el agua ayuda a mantener la boca hidratada, lo que es crucial para la salud bucal. La saliva, que es en gran parte agua, es fundamental para mantener la boca limpia y libre de bacterias. Una boca bien hidratada ayuda a prevenir la sequedad bucal, que puede causar mal aliento y aumentar el riesgo de caries.
  2. Enjuague bucal natural: beber agua puede ayudar a limpiar los restos de comida y bacterias de la boca. Después de comer, la ingesta de agua puede ayudar a enjuagar los residuos de alimentos y reducir la acumulación de placa bacteriana, lo que a su vez puede ayudar a prevenir la caries dental y la enfermedad de las encías. Eso sí, no debemos olvidarnos nunca de lavar nuestros dientes, incluyendo la pasta, el hilo dental y el enjuague más adecuado.
  3. Estimulación de la producción de saliva: beber agua estimula la producción de saliva, que es esencial para la salud bucal. La saliva ayuda a neutralizar los ácidos en la boca, remineralizar el esmalte dental y combatir las bacterias que pueden causar enfermedades bucales.
  4. Prevención de la sequedad bucal: la sequedad bucal puede ser causada por factores como la deshidratación, ciertos medicamentos o condiciones médicas. También nos puede ayudar a prevenir la sequedad bucal y sus consecuencias, como el mal aliento, la irritación de las encías y el aumento del riesgo de caries.
  5. Sin azúcares añadidos: a diferencia de muchas otras bebidas, como refrescos y jugos, el agua no contiene azúcares añadidos que puedan contribuir a la caries dental y a otros problemas dentales.

En resumen, beber agua de forma frecuente es esencial para mantener una buena salud bucal al mantener la boca hidratada, ayudar a enjuagar los residuos de alimentos, estimular la producción de saliva y prevenir la sequedad bucal.

Si quieres ampliar información sobre cómo mantener tu boca saludable, llevar a cabo una revisión o que te ayudemos a tratar alguna molestia, consúltanos. Estamos situados en Cuenca, en un enclave inmejorable y de fácil acceso. Nos encantará ayudarte a mejorar la salud de tu boca.